Analisis Resistance 3

Analisis Resistance 3



Resistance 3 es la culminación de la saga de Insomniac exclusiva para Playstation 3. Hay muchos motivos para decir que nos encontramos no sólo frente a un broche de oro sino también con la mejor entrega de la serie. Si querés saber por qué seguí leyendo este análisis.


El primer Resistance: Fall of Man fue uno de los títulos de lanzamiento para Playstation 3 y una de las mejores opciones para disfrutar en ese momento. La historia y ambientación siempre fueron una de sus señas particulares ya que nos narraba un enorme “What if…?” en el que se nos preguntaba qué hubiera sucedido si en lugar de la Segunda Guerra Mundial hubiésemos sufrido una invasión alienígena. El virus Quimera llegó de la nada, transformando a los seres humanos en horribles criaturas con la inteligencia suficiente para desarrollar un poderoso armamento a años luz de los humanos. La conquista del planeta Tierra comenzó y lentamente fuimos testigos a lo largo de los dos juegos anteriores como todos los esfuerzos de la humanidad por defenderse parecían ser siempre en vano.





Resistance 3 transcurre cuatro años después de los eventos de la segunda parte. Nathan Hale (nuestro anterior protagonista) está muerto pero el Dr Malikov logró desarrollar una cura para el virus Quimera a partir de su sangre. Encarnamos esta vez a Joe Capelli quien se casó y vive con su mujer e hijo en un pequeño refugio en Oklahoma. Este grupo de refugiados logró sobrevivir dos años rechazando a los escuadrones Quimera y manteniéndose ocultos, pero un día se ven obligados a evacuar el lugar cuando Capelli observa como un Terraformer (un enorme satélite que dispara un rayo que destruye todo a su paso) se dirige hacia ellos. En este proceso, Capelli descubre que las Quimeras llegaron hasta allí persiguiendo al Dr Malikov, quien se encontraba en la búsqueda de Joe. Le cuenta que ha descubierto la forma de detener a los invasores y le ruega que lo acompañe hasta Nueva York donde un enorme portal dimensional se abrió en el cielo y lentamente está congelando al planeta. Los humanos no sobrevivirán al próximo invierno. Al principio Joe se niega pero finalmente es convencido por su esposa. Entonces Malikov y Capelli se embarcan en esta peligrosa misión para cambiar el futuro de la humanidad.

Lo primero que notarán los fans de la saga es que se ha intentado volver a las raíces, a las sensaciones que generaba Fall of Man. Mientras en Resistance 2 todo sucedía a una escala masiva, en el 3 volvemos a tener el viaje del héroe, estando la mayor parte del tiempo nosotros solos frente a enormes hordas de enemigos. La ambientación es realmente excelente, nos muestra como solo quedan escombros de lo que alguna vez fuera la civilización. Uno de estos escombros son los pocos grupos humanos sobrevivientes, obligados a vivir en oscuros refugios con pocos alimentos y provisiones, donde lo único que pueden hacer es esperar hasta que llegue su hora. Esto es una constante a lo largo de toda la trama de Resistance 3, iremos conociendo distintos grupos humanos, como cada uno de ellos se enfrenta de manera distinta a la situación y como incluso no todos reaccionan de la misma manera. El retrato de la humanidad que hizo Insomniac por momentos es muy interesante.





Sin embargo el guión de por sí no es la gran cosa. Se trata de una historia bastante típica y lineal. Más que en tratar de sorprender con giros argumentales lo que los desarrolladores buscaron parece ser ofrecerle al jugador una situación extrema detrás de otra. Y la verdad es que lo consigue. Durante las 8-10 horas que dura la campaña estaremos pegados a nuestro asiento. Lo mejor en este sentido es la enorme variedad de situaciones. Gracias a la amplia cantidad de especies Quimera, estaremos constantemente enfrentándonos a cosas distintas. No hay lugar para la repetición ni el aburrimiento.

Tambien ayuda a construir esta sensación de cambio constante otra de las características fundamentales de la saga: el armamento. Desde sus comienzos que la gente de Insomniac es reconocida por sacarse de la manga una enorme cantidad de armas muy originales y divertidas de usar. Cada arma tiene dos disparos con efectos interesantes. Tenemos el clásico rifle automatico Marksman cuyo disparo secundario nos permite “marcar” a un enemigo y que las balas lo sigan, la Magnum que dispara bombas explosivas que detonamos con el ataque secundario, la Auger que dispara a través de las paredes y genera un escudo, mas un largo etc. Muchos estarán contentos al oír que regresa la rueda de armas del Resitance original. Sumado a esto hay que decir que a diferencia de la mayoría de los FPS que salen hoy en día, casi todos los combates de Resistance 3 tienen lugar en grandes escenarios, con múltiples caminos y enemigos con un muy buen nivel de IA que reaccionan de forma natural al entorno y a nuestros movimientos. Gracias a esto, y a la variedad de armas, podemos decir que el juego nos ofrece la posibilidad de jugarlo como nos plazca.


 

En cuanto a las novedades, se vuelve al viejo y querido sistema de medkits para recuperarnos de los daños. Existe bastante disparidad de opiniones sobre cual sistema es mejor, si este o la regeneración automática. No voy a entrar en esa discusión pero hace taaaaaaaaanto que no jugaba un FPS con medkits que hizo que la experiencia me volviera a resultar fresca. Y es que correr como loco sin nada de vida buscando desesperadamente un medkit mientras una lluvia de balas pasa sobre tu cabeza consigue subirte (y mucho) la adrenalina. Además las armas ahora pueden subir de nivel –hasta un máximo de 3- mientras más las usamos. Cada vez que suban de nivel van adquiriendo nuevos efectos y sus disparos van cambiando. Esto evita que decidamos que nos dediquemos a usar solamente nuestra arma favorita, incentivándonos a probar todas y divertirnos descubriendo sus nuevos efectos.

El único aspecto que no me terminó de cerrar son las físicas de las granadas. Se sienten muy extrañas, como si no tuvieran peso y el arco de su caída es bastante raro y diferente al de otros juegos. Si bien uno termina por acostumbrarse, en mi caso hizo que casi ni las usara durante toda la campaña salvo contados casos donde eran necesarias.

En el apartado técnico el juego no destaca demasiado. Las texturas, modelados y animaciones están a un nivel aceptable. Lo raro es la resolución a la que corre, desconozco cuál es exactamente pero la imagen en general se ve medio “borrosa” y por momentos los serruchos inundan todos los bordes. Teniendo un juego con escenarios tan grandes y unos enfrentamientos tan interesantes me hubiera gustado que el motor estuviera mejor preparado para ofrecer distintas posibilidades para interactuar con el entorno: no hay destrucción de ningún elemento del escenario que no sea por un script ni tampoco se va a mover prácticamente ningún objeto sin importar cuanto lo golpeemos (el típico caso del florero inamovible). Sin embargo las virtudes vienen del lado que se logra mantener una tasa estable de 30FPS constantes sin ningún tipo de ralentizaciones, las escenas scripteadas son espectaculares y sobretodo el apartado artístico es excelente. El mundo logra transmitir un gran abanico de sensaciones y las distintas localizaciones rebosan en detalles.





En el plano sonoro nos encontramos con una banda sonora que resalta muy bien las escenas épicas y consigue acompañar correctamente toda la acción. Sin embargo no es nada que se nos vaya a quedar grabado en la mente. Lo mismo sucede con el doblaje, las interpretaciones son muy buenas pero ninguno de los personajes logra destacar demasiado desde el lado del guión por lo que finalmente pasaran sin pena ni gloria. Algo muy extraño es que si bien nuestro protagonista tiene nombre, voz y personalidad en las cinemáticas; mientras estemos jugando se va a comportar como el protagonista mudo. Los demás van a hablarle, darle órdenes y nunca oiremos una respuesta por parte nuestra.

Para el final me dejo los aspectos del mutiplayer. Para empezar todos ya deben saber que se cambió el número máximo de jugadores con respecto al 2. Antes teníamos hasta 64 jugadores, ahora tan solo 24. Pero a no desesperar porque los mapas fueron construidos de manera muy inteligente para que siempre haya acción en cada uno de los rincones, así que la reducción no se siente tanto. A grandes rasgos el online es bastante típico y sigue la escuela inaugurada por el Call of Duty 4. Tenemos distintas clases prefijadas con diferentes equipamientos, la posibilidad de crearnos una clase personalizada, un sistema de habilidades y perks y un sistema de subida de niveles que nos irá desbloqueando nuevas clases y equipamientos. Los modos de juego también son bastante convencionales: Deathmatch, Team Deathmatch, Capture the Flag, etc.

En cuanto al rendimiento no es tan bueno como hubiera querido. Encontrar partidas algunas veces se me volvió imposible incluso poniendo para que me meta en cualquier modo. Dentro del juego hay veces en las que asoma el lag lo que provoca muertes baratas, que perdamos un kill o situaciones bizarras como que los personajes caminen por el aire con la mitad del torso metido dentro del techo. Algo personal que me molesta muchísimo es el perk de los bichitos que salen cuando te matan. ¡Es insoportable! Creo que deberían sacar un parche y quitarlo del juego porque es molesto, no agrega nada al juego y TODO EL MUNDO LO USA. Encima cuando hay lag matar a los bichitos se vuelve una tarea sobrehumana y más de una vez podemos terminar muertos por culpa de eso. De todas formas, la mayoría de las veces el rendimiento es aceptable y el multijugador logra su objetivo principal que es divertir y ofrecernos varias horas extras para alargar la vida del título.





El cooperativo se ha cambiado con respecto al 2. Ya no se trata de un modo aparte sino simplemente la posibilidad de jugar la campaña acompañado de un amigo. El único paso atrás con respecto a la anterior entrega.

En conclusión Resistance 3 es un gran juego. Me divirtió de principio a fin ofreciéndome una experiencia que hoy en día no es tan común dentro del saturado mercado de los FPS: acción directa, con una enorme variedad de situaciones, un arsenal sumamente interesante y la posibilidad de encarar los combates como quieras. Es un juego que desde acá recomiendo a todo el mundo, sean fanáticos de la saga o incluso si las entregas anteriores no los hayan convencido.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=