Analisis Modern Warfare 3

Analisis del Call Of Duty Modern Warfare 3

Tras la desbandada general en Infinity Ward, todas las miras estaban puestas en una de las sagas más taquilleras y populares de la nueva generación, Call of Duty. El reto estaba en si conseguirían matener el nivel alcanzado en entregas anteriores, si podrían conseguir una nueva brecha con Call of Duty: Modern Warfare 3 o, sin embargo, se centrarían en ofrecer lo mismo pero con detalles y un buen lavado de cara. Pero amigos, no todo es tan fácil en la guerra.



En su nueva entrega, Modern Warfare 3, Price, Soap y compañía se embarcan en la misión de no sólo salvar al mundo libre, sino de terminar la rocambolesca historia en la que se metían los guionistas de la saga tras Call of Duty : Modern Warfare 2. Y si bien es cierto que la historia es de las cosas menos importantes en este tipo de juegos, es sin duda uno de los aspectos menos positivos que nos ofrece tras completar las primeras misiones. Una sensación de cierto “esto ya lo viví antes” y en determinados momentos la falta de variedad de situaciones.

De lo que si está sobrado esta nueva continuación es de músculo, testosterona y mucha, mucha, adrenalina. Dejando a la historia a un lado secundario, las misiones presentan una acción frenética que te hará vibrar en cada escaramuza en la que te metas. Además el juego irá subiendo el nivel épico conforme te acerques al final, llegando a un climax total al desenlace del título. Por supuesto, todo esto está apoyado en el sublime diseño técnico de mapas y objetos, recreando a la perfección ciudades como Nueva York, París o Praga.



La labor del equipo artístico es digna de alabanza en su ahínco por recrear la Tercera Guerra Mundial, y aunque el motor gráfico de Infinity Ward sufre respecto a otros títulos del género (en lo que a texturas y detalles cortos se refiere), el que Modern Warfare 3 tire a unas constantes de 60 frames por segundos hace que todo se mueva de maravilla aunque el ejército esté tomando Berlín por la puerta grande. En cuanto al apartado auditivo, el sonido de la obra en general es mas que correcto, teniendo como principal tirón de orejas la comparación directa del doblaje con la versión americana, sublime en todos los sentidos. Aún así cumple su función perfectamente y te meterá de lleno durante toda la aventura.

Una aventura que se termina más pronto que tarde, y es que su duración total en normal es aproximadamente de 6 horas. Así que no es de extrañar que a Infinity Ward le haya dado por incorporar un nuevo modo en esta tercera entrega, el modo Supervivencia. Una modalidad de juego similar al modo horda de Gears of War que cambia Locust por soldados, artificieros y helicópteros. Y con un modo de avance de nivel calcado al del modo online, que permite rachas, subidas de rango y mejoras de nivel de todas las armas que aparecen, ya sea jugando solo o en modo cooperativo sus 16 misiones disponibles.



Punto y aparte merece su modo online. Empeñados en hacer la experiencia online definitiva en lo que a FPS se refieren, para esta tercera entrega han decidido renovar el apartado de clases, reduciéndolas a tres: Asalto, Apoyo y Especialista, en función del beneficio de sus rachas y ampliar la ya de por si infinita vida de los personajes permitiendo a las armas subir de nivel para ganar características, como la posibilidad de montar distintos accesorios a la vez o la reducción del impacto del retroceso.

Desde luego este modo representa la joya de la corona de Activision, y es ahí donde este juego saca pecho y recibe la medalla al valor y al esfuerzo, pues nos regalará acción a raduales para los casuals y para los hardcore, incluyendo además un tipo de juego nuevo llamado Baja Confirmada, en el que robarás las chapas cada vez que hagas una baja durante la partida sumando puntos al marcador.

CONCLUSION:

La nueva entrega de Call of Duty aporta una nueva experiencia al jugador habitual de la saga y abre la puerta a nuevos casuals con la introducción de nuevos modos y el quickscope. Sin embargo, no logra aportar la frescura necesaria para dar una bofetada en la cara a competidores directos durante estas navidades como Battlefield 3, por culpa de mantener puntos de la saga que ahora quedan relegados a segundo plano, como la duración de su campaña o una actualización más seria de su motor gráfico.


Lo mejor:

* Acción a raudales desde el segundo uno.

* Las nuevas modalidades de juego introducidas que aportan un plus al juego, y además son sensacionalmente divertidas.

* El diseño técnico de los escenarios, inmersivo y calcado a los reales que hará que te sientas en medio de la Tercera Guerra Mundial.

* El modo online, que sigue siendo un referente para el resto de juegos de acción.


Lo peor:

* Va siendo hora de que la campaña tenga modo cooperativo.

* El doblaje, que no es tan bueno como en su edición americana.

* La campaña sigue siendo cortísima incluso en modos de dificultad más avanzada.

* El motor gráfico, que aunque bien exprimido, no da el plus que necesita un juego que se mueve en la franja de imprescindibles.

* Poca variedad de situaciones y algunos bugs en los puntos de reaparición de enemigos y puntos de control.

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=