Analisis Little Big Planet 2

Analisis Little Big Planet 2

 

 


Hace un par de años un primerizo estudio de Inglaterra llamado Media Molecule lanzó al mercado un juego que, sin preveerlo, iniciaría una auténtica revolución en PlayStation 3. Evidentemente estamos hablando de LittleBigPlanet, un título que detrás de un aspecto un tanto a primera vista escondía unas dosis asombrosas de diversión, creatividad e imaginación. Y es que, ¿a quién no le llamó la atención su diseño artístico en un primer momento? La bestial creación de un mundo de ensueño a partir de materiales tan simples como el cartón, la tela o la gomaespuma.

Sin embargo, lo que verdaderamente catapultó a LittleBigPlanet hacia el estrellato fue su editor de niveles, el gran abanico de posibilidades que brindaba a los a la hora de desarrollar sus propias ideas a partir de los elementos que componen el juego. Tanto es así que antes de la salida al mercado de la segunda parte ya había algo más de tres millones de niveles publicados por la comunidad.

De manera que a la hora de desarrollar la segunda parte los integrantes de Media Molecule estaban ante el reto de mejorar lo presente, algo realmente difícil dada la gran calidad que atesora la primera parte. ¿Lo habrán conseguido? Vamos a verlo.

Imaginación, creatividad y diversión puesta en manos del jugador

A pesar de que la intención de los desarrolladores era explotar el filón online de LittleBigPlanet 2 también han incluido una modalidad offline, tanto para darle coherencia al título y los objetos que aparecen en él como para permitir que las personas que no dispongan de conexión a Internet puedan disfrutar del juego.

Al igual que en su antecesor, tenemos seis mundos diferentes que explorar, cada uno de ellos compuesto por diferentes materiales que más tarde podremos utilizar para crear nuestros propios niveles; a nuestra disposición tendremos desde las más simples piezas de cartón hasta sofisticados dispositivos electrónicos de los que más tarde hablaremos.
 

 


En cuanto al argumento, podríamos decir que es un mero actor secundarios dentro de la aventura. Y es que, está claro que en un título de estas características no es necesario un argumento enrevesado ya que lo más probable es que jugara en contra de la diversión. De esta manera, nos convertiremos en el salvador de un microcosmos amenazado por el Negativitrón, una especie de dispositivo maligno que, junto a sus esbirros, se dedicará a destruir todos y cada uno de los seis mundos que componen el juego.

Sin embargo, repetimos que el argumento no es algo con mucha transcendencia dentro de LittleBigPlanet 2, su tarea principal es introducir a diversos personajes que nos acompañarán a lo largo de nuestro periplo por cada una de las fases.

En el apartado jugable LittleBigPlanet 2 es prácticamente calcado a su predecesor aunque eso sí, con un gran número de mejoras que hacen del título una experiencia mucho más divertida, hablemos de ellas. Lo primero que nos gustaría comentar es la inclusión de la perpectiva cenital a la hora de planear algunos niveles. Aunque la mayoría siguen presentados desde la ya clásica perspectiva lateral, ahora tenemos la posibilidad de disfrutar de algunas fases con la cámara enfocando desde los aires. Esto brinda a la aventura, y sobre todo al desarrollador de niveles, de un gran número de nuevas posibilidades a la hora de plasmar nuevas ideas dentro del juego. ¿Recordais los matamarcianos con perspectiva aérea? Pues en LittleBigPlanet 2 disfrutaréis de algunos niveles similares a estos clásicos de los y podemos aseguraros que es una experiencia divertidísima.
 

 


Otra de las grandes novedades de esta segunda parte ha sido la inclusión de diversos artilugios tales como el gancho de agarre, el creatinator, el controllinator, los manopladores o las plataformas de salto. Todos estos nuevos elementos vuelven, otra vez, a expandir las posibilidades del juego hasta límites insospechados, expliquemos ahora brevemente sus funciones. El gancho de agarre servirá para colgarnos de diversos puntos, algo que ya hacíamos en la primera parte del juego pero, en esta ocasión con la posibilidad de balancearnos hacia delante y hacia atrás, lo que nos pondrá las cosas mucho más difíciles a la hora de conseguir todas las burbujas de premio o de llegar a diversos puntos del nivel. Las plataformas de salto son una especie de adoquines que, tal y como su nombre indica, impulsarán a nuestro Sackboy hacia los cielos con un gran salto. Por su parte, el creatinator es una especie de casco que sirve para crear elementos de la nada, ya sean plataformas de salto para poder completar un nivel o chorros de agua para poder apagar los fuegos que encienden nuestros enemigos. Pasemos ahora a los manopladores, una especie de guantes que multiplican la fuerza de nuestro Sackboy y que, por consiguiente, nos permiten coger objetos más pesados y lanzarlos a grandes distancias. Y por último, el controllinator es quizá el artilugio con más posibilidades de los que hemos nombrado ya que nos permitirá controlar diferentes criaturas que hayamos creado de antemano, tales como gatitos saltarines, hamsters superveloces o una especie de abejas que podremos usar a modo de aviones, tal y como si estuvieramos en un clásico matamarcianos.

Y para terminar con el apartado jugable hemos querido dejar otra jugosa novedad, los denominados Sackbots, una especie de robots animados con los que tendremos que interactuar a lo largo de la aventura y que, según su estado de animo, nos evitarán o nos seguirán hasta el mismo infierno, con todo lo que esto conlleva.

Por lo demás, el planteamiento de LittleBigPlanet 2 es básicamente el mismo que el de su predecesor. Tendremos que superar unos niveles de plataformas de lo más creativos que os podáis imaginar y a la vez conseguir el mayor número de burbujas de premio que podamos, ya que éstas son las que nos irán desbloqueando nuevos elementos que más tarde podremos utilizar para crear niveles.
 

 


En cuanto al editor de niveles, en esta ocasión los chicos de Media Molecule han puesto a disposición de los creadores la mayoría de los elementos y técnicas que han usado ellos mismos a la hora de desarrollar las fases que componen el modo historia. Y es que, tal y como ya han dicho varias veces los creadores, su intención con esta segunda entrega era el ofrecer al usuario no ya un juego de plataformas sino una plataforma para crear juegos. De esta manera, podríamos llenar páginas y páginas hablando de las posibilidades, virtudes o novedades del editor, pero creemos que es mejor que cada jugador vaya descubriendo poco a poco lo que puede llegar a crear con el gran número de herramientas que los desarrolladores han puesto a nuestro alcance, algo que no será complicado de aprender si completamos las, nada más y nada menos que 52 fases de Tutorial que incluye el juego; en las que se nos explicará detalladamente todos los pasos básicos a la hora de crear un nivel así como también nos enseñarán a utilizar las nuevas herramientas que tenemos a nuestra disposición, como el tan demandado editor de música con el que podremos poner a nuestros niveles la banda sonora que nosotros queramos, la posibilidad de incluir cualquier fotografía dentro del juego o los denominadores teletransportadores de nivel, con los que podremos unir dos niveles diferentes a través de una simple puerta. Creemos que bastará con comentar que ya hay circulando por la comunidad niveles que se podrían incluir dentro del género de los shooter o de la .

Hablemos ahora de las posibilidades online del juego. En primer lugar comentar que se han mantenido las opciones cooperativas para hasta cuatro jugadores tanto en todos los niveles de la historia como en el vasto conjunto de fases creadas por la comunidad, tanto a los nuevos que vayan apareciendo relacionados con esta segunda parte como a todos los que ya había creados a partir de las herramientas que ofrecía la primera entrega, todo un acierto por parte de Media Molecule que hará que esos niveles no caigan tan en el olvido.

La perfecta unión entre la expresión artística y los videojuegos; los apartados técnicos

Y pasemos ahora a los apartados técnicos de LittleBigPlanet 2, en los que el juego sigue los pasos de su antecesor, con un apartado gráfico muy cuidado en el que destaca por encima de todo un excepcional diseño artístico. Mejoras gráficas con respecto a la primera parte hay pocas, pero tampoco es algo que se eche en falta, simplemente se han dedicado a mejorar lo que ya tenían, algo que ya era bueno de por sí. Por lo tanto, nos encontramos con unas texturas más cuidadas o una mayor naturalidad en los movimientos pero, en general, hay pocas novedades dentro de un apartado que siendo sinceros necesitaba pocos cambios.
 

 


En el apartado sonoro LittleBigPlanet 2 presenta una banda sonora muy cuidada con grandes clásicos que han sido remezclados para la ocasión y que le vienen como anillo al dedo a todos y cada uno de los niveles. Y aunque los simpáticos Sackboys siguen sin soltar prenda el juego viene completamente en castellano, con un buen doblaje que sin embargo, nos parece algo inferior al de la primera parte, más que nada por el énfasis que pone el doblador en sus discursos.

Y para terminar hemos de responder a la pregunta que nos hemos hecho al principio del artículo en relación a la intención de Media Molecule de mejorar lo que ya tenían, “¿Lo habrán conseguido?”, pues bajo nuestra humilde opinión creemos que sí. Creemos que han hecho lo que debían hacer, que era mejorar jugablemente diversos aspectos de la primera parte y, sobre todo, incluir nuevos elementos para aumentar las posibilidades de los jugadores con el editor y por consiguiente permitirnos a los demás de disfrutar de más y mejores niveles. En conclusión, los chicos de Media Molecule han cogido todo lo bueno del primero y, junto a un gran número de novedades, han conseguido explotar sus posibilidades al máximo sin perder en ningún momento la esencia del juego. Sin duda un imprescindible dentro del catálogo de PlayStation 3.

Lo que sí puede gustar de LittleBigPlanet 2 es…

… todas las novedades que incluye, perfectamente integradas en el sistema que ya conocíamos de la primera parte.
… las grandes dosis de diversión que ofrece tanto en solitario como a la hora de disfrutarlo junto a otros tres amigos.
… la libertad que ofrece el editor de niveles a la hora de plasmar nuestras ideas dentro del juego.

Lo que no puede gustar de LittleBigPlanet 2 es…

… el juego en sí, si no te gustan los juegos de plataformas no disfrutarás de él.

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=